La productividad laboral es un indicador que muestra la eficiencia con la cual los recursos humanos producen bienes o servicios. De los recursos con los que cuenta una empresa u organización el más importante son las personas por la influencia que tienen en los resultados de cualquier actividad.

Una compañía que desea aumentar la productividad de sus trabajadores y captar y retener personas con talento debe favorecer un clima laboral adecuado donde el empleado se sienta valorado y cuente con la confianza de sus compañeros y superiores. Conseguir la motivación laboral de los empleados para contar con personas productivas es uno de los retos más importantes a los que se enfrentan las empresas para aumentar la productividad laboral.

Los trabajadores que están motivados y satisfechos con su trabajo son personas que disfrutan de lo que hacen, les gusta poner en marcha nuevos proyectos, apuestan por un trabajo colaborativo, asumen un rol más proactivo y más responsabilidades con lo que el grado de compromiso con la empresa aumenta. Todas estas actitudes frente al trabajo generan múltiples ventajas para la empresa con lo que es de vital importancia trabajar y poner los esfuerzos en crear unas condiciones y un ambiente de trabajo en el que los empleados se sientan cómodos valorados y satisfechos con su trabajo.

Por otro lado el papel del empleado también juega un papel fundamental, pues si la empresa hace todo lo que está en su mano para mejorar las condiciones pero las personas no ponen de su parte para mejorar, los resultados no serán los esperados. Existen numerosas acciones que podemos implementar en el trabajo diario para mejorar nuestra productividad laboral y conseguir ser más felices en el trabajo.

¿Qué es la productividad laboral?


La productividad es una medida de la eficiencia con que se utilizan y combinan los factores productivos y los bienes para producir una determinada cantidad de bienes y servicios. Un incremento de la productividad implica que se logra producir más con la misma cantidad de factores e insumos, o bien, que estos se requieren en menor cantidad para producir el mismo volumen de producto.

En la medida en que se mejora la eficiencia en el uso de los factores de la producción, existe la posibilidad de aumentar tanto los ingresos del capital como las remuneraciones de los trabajadores. Por este motivo es necesario conocer y cuantificar el comportamiento de la productividad de ambos factores.

La productividad tiene una importancia fundamental para la generación de riqueza de la sociedad, así como para alcanzar incrementos sostenidos del ingreso y del bienestar de la población. Una condición necesaria para la óptima toma de decisiones de los agentes económicos que inciden en la mejora de la aplicación de los recursos, así como para formular las políticas públicas destinadas al mismo propósito, es contar con información adecuada para medir la productividad, tanto a nivel de la empresa como de las industrias específicas y del país en su conjunto.

Una medición de la productividad en sentido amplio requiere cuantificar, por un lado, el volumen de producto o servicios generado y por el otro, la magnitud de los bienes y factores que se combinan para producirlo: trabajo, capital físico y capital humano.

Uno de los factores más importantes y decisivos en el desarrollo de una empresa es el aumento de la productividad laboral ya que incide directamente en la rentabilidad y viabilidad del negocio, por ello es vital conocer y monitorizar sus indicadores. La productividad laboral es la medida por hora de trabajo generado por cada empleado de una empresa u organización y no debe permanecer estática sino su tendencia debe ser siempre a aumentar.

Estrategias para aumentar la productividad laboral

¿Qué es lo que hace a las personas productivas? Conoce la estrategia a seguir para aumentar la productividad laboral y la motivación de los empleados.

Gestión del tiempo

Descubre cómo administrar el tiempo en el trabajo para conseguir aumentar la productividad laboral siguiendo estos útiles consejos.

Mejorar la productividad laboral

Conoce las herramientas y estrategia a seguir para mejorar la productividad laboral. Técnicas y consejos que te ayudarán a estar satisfecho con tu trabajo.

Cómo calcular la productividad laboral


Para calcular la productividad laboral lo primero que deberemos decidir son las unidades de medida que queremos conocer. Se puede basar la medición en lo ingresos obtenidos, en el número de productos finales generados,…El tiempo a medir también es importante pues se pueden realizar cálculos en base a una semana, un mes, trimestre, un año o cualquier periodo de tiempo. Cuanto menor sea el intervalo de tiempo a medir, más fácil será realizar los cálculos pero los resultados no serán tan fiables ya que se analizan menos datos. Cada empresa en función de su actividad y de los resultados que pretenda analizar elegirá unas unidades u otras.

Se ha de determinar cuántos resultados se produjeron en un periodo de tiempo y cuántas horas se trabajaron en ese periodo. Hay que tener en cuenta que no sólo se han de incluir las horas de trabajo de producción y manufactura sino también las horas de los supervisores del proyecto y gerentes implicados.

Para conocer la productividad estimada de un trabajador se ha de considerar el resultado producido en un periodo de tiempo determinado y dividirlo por la cantidad de horas trabajadas en ese espacio de tiempo.