Zappos oficinas entrada

Cada vez son más las empresas que apuesta por una cultura fuerte y unos valores que les lleven al éxito. Es el caso de Zappos, quien busca la felicidad de sus trabajadores para crear un buen servicio al cliente y tener consumidores fieles. Su director Tony Hseih dice: “Zappos es una marca con un gran servicio al cliente que casualmente vende zapatos”. Este enfoque en el cliente les proporciona excelentes resultados económicos.

Esta empresa de zapatos con sede central en Las vegas tiene en la relación entre empleados su punto fuerte. Todos están obligados a pasar un 20% de su tiempo libre de ocio con sus compañeros de trabajo para fomentar un buen clima laboral. También se organizan actividades divertidas tanto fuera de la empresa como dentro, como desfiles o concursos para que los empleados socialicen entre ellos.

Tienen procesos de selección lentos en los que se busca que el candidato encaje culturalmente y emocionalmente, y que comparta los valores. Personas con sentido del humor, gran disposición de servicio y sean un poco excéntricos serán los candidatos ideales. Tras un período de adaptación cultural los empleados deciden si quedarse o irse. En caso de que decidan abandonar la empresa se les da 2000 dólares para que no les influya el dinero en la decisión. Y se despedirá a los que vayan en contra de la cultura empresarial.

¿Cómo son las oficinas de Zappos por dentro?

Son los empleados los que se encargan de crear una cultura participativa, y esta es la clave del éxito de Zappos. Sus oficinas favorecen la motivación laboral , pero su director dice que no tiene el objetivo de crear oficinas bonitas para “hacerles fotos”.

Las oficinas son minimalistas sin espacios como gimnasios. Los muebles no están conectados a objetos físicos. Por ejemplo, las mesas y las paredes se pueden mover y conectar para que sean los equipos de trabajo los que decidan como distribuir el espacio. También reducen los metros cuadrados por persona porque ayudan amejorar las conexiones humanas.

Hay un decálogo de valores culturales en los que se apuesta por el cambio, la diversión, la excentricidad, la creatividad, las relaciones humanas con espíritu de familia, la pasión o la humildad entre otros.