Skype oficinas

La misión de Skype es facilitar la comunicación entre personas de manera digital. Y, acorde con su filosofía, consideran que en sus oficinas deben de hacer lo mismo. Por ello, impulsan la interacción entre trabajadores a partir de espacios de colaboración.

Skype ha abierto oficinas originales en varias ciudades del mundo, como en Palo Alto (California), Estocolmo, Londres o Tallín. En todas ellas se busca crear espacios de trabajo que les diferencien de sus competidores para atraer talento. Una especie de oficinas de primera clase.

Las oficinas tienen un espíritu de innovación, necesario para el desarrollo de la alta tecnología. Se trata de oficinas creativas diseñadas para fomentar la espontaneidad y el trabajo en equipo. Los trabajadores consideran que trabajan en oficinas bonitas que les ayudan a inspirarse para que sus productos sean más innovadores. Se sienten a gusto en las instalaciones y las disfrutan.

Skype fomenta una fuerte cultura corporativa donde se fomenta un buen clima laboral. Además de reuniones de equipo, la empresa realiza actividades después del trabajo como montar en bicicleta, torneos de diferentes deportes o ir a bailar. También se organizan barbacoas en casa de los trabajadores para crear vínculos entre ellos. Se trata de impulsar la motivación laboral y que haya pasión e identificación con el proyecto que se lleva a cabo.

¿Cómo son las oficinas de Skype por dentro?

En el centro del edificio se sitúan las zonas de colaboración, donde hay salas de reuniones, la cocina y espacios de ocio. En estas salas, que están aisladas acústicamente, hay pantallas gigantes que permiten hacer llamadas de Skype a otras oficinas del mundo. En las zonas periféricas hay zonas de concentración con luz natural y bajos niveles de ruido. Las zonas de contemplación se distribuyen a lo largo de las instalaciones con zonas de sofás como espacios casuales.

Para contribuir a la cultura de Skype de “generar ideas” y “pensamiento ágil”, a lo largo del edificio hay distribuidas pizarras blancas móviles, llamadas “Skype – its”. Sirven para las reuniones informales y para reflejar las ideas que se tienen. El resto de empleados pueden escribir comentarios como “buena idea” fomentando así el trabajo colaborativo.