Oficinas de Facebook

Oficinas centrales de Facebook

Facebook es una de las empresas más famosas del mundo, debido al numeroso uso de esta red social por parte de los ciudadanos. Seguro que alguna vez te has preguntado, ¿cómo es trabajar en Facebook? ¿Cómo son las oficinas de Facebook por dentro? Al igual que muchas otras empresas líderes en el mundo, esta compañía ha apostado por crear unas oficinas originales e innovadoras.

Las oficinas centrales de Facebook están en Menlo Park, California y abarcan una extensión de más de 300 kilómetros cuadrados. Es un proyecto de jóvenes diseñadores que buscaban proporcionar una aproximación fresca. La red social Facebook se centra en las relaciones entre personas, y lo mismo ocurre en sus oficinas, donde la interacción entre trabajadores es su principal objetivo. En las oficinas se refuerzan los valores y la cultura de la compañía.

¿Cómo son las oficinas de Facebook por dentro?

Las oficinas de Facebook conforman un gran campus con un diseño urbano. Hay una extensa variedad de restaurantes y cafeterías donde los trabajadores pueden comer y relacionarse entre ellos fuera del ambiente de trabajo.

Los trabajadores se sitúan en un espacio abierto, que comparten con su director Mark Zuckerberg, aunque él tiene una sala de conferencias personal. Este tipo de espacios dan la oportunidad a los empleados de tener colaboraciones y reuniones espontáneas. Las oficinas buscan el equilibrio entre el trabajo en equipo y la concentración individual.

Las oficinas están equipadas con sillas y escritorios adaptables y ajustables, para facilitar las rutinas diarias. Las instalaciones tienen mucha luz natural y disponen de cintas de correr para que los trabajadores puedan estar activos todo el día. Desde la compañía también quieren reducir el uso del coche dentro del propio campus, y animan a los trabajadores a usar los autobuses lanzadera o la bicicleta, por lo que disponen de duchas, taquillas y vestuarios.

Facebook potencia la libertad de expresión de sus empleados, sobre todo impulsan su propio arte. En las paredes se pueden escribir mensajes unos a otros, y cuentan con artistas que se encargan de la original decoración de las oficinas. Se pueden leer eslóganes que refuerzan los valores centrales de la empresa, como “Muévete rápido, rompe cosas” o “La fortuna favorece a los valientes”.