La productividad y el trabajo a distancia

La productividad en el teletrabajo

El trabajo a distancia cobra cada vez más relevancia gracias a las nuevas formas de trabajar de las empresas, que apuestan por ofrecer a sus trabajadores la posibilidad del trabajo remoto mejorando la conciliación laboral y los horarios flexibles de los empleados y con ellos la productividad laboral. 

La definición de productividad empresarial se basa en:

  •  Una serie de herramientas que permiten evaluar la capacidad de un sistema para generar productos con unos recursos determinados.
  • Es la relación que existe entre el tiempo empleado para elaborar los productos y los resultados. Cuanto mejor sea la gestión del tiempo al realizar los productos deseados, mayor es la productividad de la empresa.
  • De la relación entre trabajo y producción surge la productividad laboral, que significa el vínculo entre las horas trabajadas en un periodo dado de tiempo y los resultados obtenidos en ese tiempo de trabajo.

Para estudiar el rendimiento de los equipos de trabajo, las empresas utilizan diferentes indicadores de productividad, y cada organización tiene las suyas propias. Así pueden medir la eficacia del trabajo realizado por sus empleados y de cómo gestionar los equipos de trabajo para enfocar e ir ajustando los objetivos de la empresa en función de esos resultados. No obstante, desde que irrumpiera en el cercado laboral trabajo remoto, no solo se han adaptado métodos del teletrabajo, sino que las formas de medir la productividad también se han tenido que adaptar al trabajo a distancia.

Herramientas para gestionar la productividad en el trabajo a distancia

Aunque haya diferentes herramientas para controlar la productividad en cada organización empresarial, hay uno en especial que las empresas controlan porque saben que la mayor parte de la productividad de la empresa depende de él.

Este indicador es el control de horario y el control de presencia. Gracias a las nuevas tecnologías, existen diferentes tipos de controles de presencia, entre los que destacan los sistemas de control digital del horario, que permiten a las empresas tener una supervisión a distancia de las tareas y los tiempos de sus trabajadores, mientras que los empleados consiguen un clima laboral mejor.

La productividad de la empresa en el trabajo a distancia se visibiliza en diferentes beneficios del teletrabajo por Internet:

Las ventajas del teletrabajo mejoran la vida de los trabajadores y rentabiliza los costes de la empresa haciendo que la productividad de la empresa sea mucho mayor. Por lo que hemos podido observar, la opción de trabajar desde casa ha venido para quedarse, y para ser competitivos, debemos adaptarnos al cambio de la mejor manera posible.