Dinámicas de trabajo en equipo

Técnicas de trabajo en equipo

Del trabajo en equipo no sólo hay que esperar resultados, también hay que mimarlo para conseguir un buen clima laboral en la empresa. Un equipo de trabajo contento, trabaja mejor y de forma más eficiente, beneficiando así la calidad de los resultados y la productividad laboral. Pero para conseguir la felicidad en el trabajo no es necesario grandes inversiones en regalos ni recompensas exclusivamente monetarias, la clave también consiste en fomentar dinámicas de grupo que permitan compartir tiempo y mejorar las relaciones entre los miembros del equipo de trabajo.

Actividades de trabajo en equipo

La importancia del trabajo en equipo traspasa las estrategias de trabajo diario y los escritorios. Las actividades en grupo pueden basarse incluso en una acción tan simple como instalar una cafetera o una zona de cocina-comedor, que permitan reunir al equipo para compartir un café o la hora de la comida. Otras dinámicas de integración que podemos realizar por su facilidad y bajo coste son las siguientes:

  • Reuniones de equipo informales: en lugar de la sala de juntas habitual (más indicada para las reuniones de negocio con clientes o socios) apuesta por tener una salita con mobiliario cómodo y moderno para las reuniones de la rutina productiva.
  • Decoración: el entorno laboral influye en la productividad y la motivación del equipo, por lo que debemos intentar que la oficina tenga un estilo funcional a la par que creativo, donde los colores energéticos, como el rojo y el naranja, se combinen con los relajantes, como el blanco, el azul y el verde. Si además, invitamos a los miembros a colaborar en el proceso, conseguiremos efectos beneficiosos para el trabajo en equipo.
  • Equipos y programas: actualizados. ¿De qué sirve tener un gran equipo de trabajo si no tienen las herramientas suficientes? Si queremos mantener la eficiencia es importante poner al día los ordenadores y programas.
  • Ofrece horarios flexibles: aprender a controlar la gestión del tiempo ayuda también a que un grupo de trabajo sepa organizarse.
  • Proyectos ajenos a la rutina laboral: estos pueden ser desde una campaña corporativa, la redecoración de la oficina o la organización de algún evento. Estos ejemplos de trabajo en equipo más allá del día a día permiten colaborar e interactuar con otros grupos de trabajo, o compañeros, a la vez que fomentamos la creatividad.
  • Cuida a tu equipo de trabajo: además de las revisiones médicas, podemos realizar actividades en grupo saludables, como eventos deportivos.

Dinámicas de trabajo en equipo divertidas

Las técnicas de trabajo en equipo no se limitan a traspasar la rutina, sino también las paredes de la oficina, y qué mejor manera de hacerlo que a través de dinámicas divertidas.  Por eso es recomendable ampliar los espacios y las actividades compartidas por los equipos colaborativos hacia el ocio y el aire libre.

  • Comidas o cenas compartidas fuera del trabajo y sin el trabajo como tema de conversación.
  • Hacer excursiones para visitar lugares turísticos o acudir a eventos programados en la ciudad.
  • Talleres orientados hacia el desarrollo personal y grupal. El denominado coaching de equipos ha ido creciendo en el mundo empresarial durante los últimos años.
  • Actividades físicas: gran parte de los deportes son  juegos de trabajo en equipo perfectos para fomentar que diversas personas trabajen por un mismo objetivo, además de impulsar el compañerismo. Si a este le añadimos los efectos beneficiosos para la salud, se convierten en una dinámica de trabajo en grupo idónea.
  • Actividades o proyectos solidarios: este tipo de trabajos colaborativos, además de promover una buena causa que ayude a otras personas, sirva para conocer una vertiente más personal de cada miembro del equipo.