¿Cómo afecta la Realidad Aumentada a los equipos de trabajo?

La introducción de la tecnología en el entorno laboral no es contraproducente. De hecho, muchos empresarios de éxito han apostado por ella, disfrutando de sus múltiples ventajas: mejora del estado de ánimo y la felicidad en el trabajo, mayor eficiencia… Así, uno de los términos que está dando que hablar es la realidad aumentada. Pero, ¿sabes exactamente cómo funciona la realidad aumentada? Te lo contamos.

¿Qué es la realidad aumentada?

La realidad aumentada significa dar paso a una oficina moderna, a un negocio del futuro. Pero, ¿qué es la realidad aumentada?

La realidad aumentada superpone imágenes holográficas en el mundo real: es decir, los usuarios pueden manipular modelos tridimensionales con sus manos o, por ejemplo, navegar por páginas web, enviar emails o escribir códigos, todo ello, desde pantallas virtuales flotantes. ¿No te gustaría sentirte como Tony Stark en Iron Man?

La realidad aumentada acerca a las personas y a la tecnología más que nunca, habiendo una interacción directa entre ambas, sin trabas.

Las personas, dentro del ámbito laboral, gracias a la realidad aumentada, pueden interactuar con hologramas de la misma manera que lo hacen con objetos cotidianos de la vida real. En lugar de usar ordenadores, móviles o tablets en los que hacer clic, arrastrar o pulsar botones, la realidad aumentada va más allá. La realidad aumentada acerca a  las personas y la tecnología en las empresas más que nunca. Puesto que los empleados pueden controlar el contenido 3D ¡directamente con sus manos! Se trata de dotar de facilidades y eficacia el día a día en el trabajo. Convertir los procesos en una experiencia intuitiva donde el usuario pueda organizarse, gestionarse y dirigir su trabajo y equipos de manera rápida, visual y amigable. Además, la realidad aumentada es la excusa perfecta para dar paso a la gamificación de los procesos de trabajo.

Qué es la Realidad Aumentada

NicoElNino // Shutterstock

Además, la realidad aumentada potencia enormemente el trabajo en equipo, puesto que atrás quedan los cubículos y espacios de trabajo cerrados. Ahora, los equipos de trabajo se reúnen alrededor de los hologramas, toman decisiones de manera instantánea y alejadas de los clásicos informes y tediosas reuniones.

Igualmente, la realidad aumentada está muy ligada a la productividad laboral, lejos de lo que muchos empresarios puedan imaginar. Porque insertar la tecnología en las empresas no es, en absoluto, sinónimo de distracción y pérdida de tiempo. No es raro y, de hecho, cada vez es más común, ver a empresas de alto nivel (pensemos, por ejemplo, en las oficinas de Google) que emplean la realidad aumentada para hacer la jornada laboral más llevadera y crean espacios donde los trabajadores pueden relajarse, sentirse cómodos y den rienda suelta a su creatividad en el trabajo sin ningún tipo de traba. En definitiva, las empresas quieren definirse con las características propias que definen a un Best Place to Work.

Realidad Aumentada vs Realidad Virtual

La realidad aumentada y la realidad virtual generan grandes confusiones; sin embargo, existen unas diferencias clave entre ellas. A continuación, te detallamos qué es la realidad aumentada y qué es la realidad virtual, así como sus principales diferencias.

Qué es la Realidad Aumentada

Sergey Nivens // Shutterstock

Cuando hablamos de la definición de realidad aumentada, nos referimos al hecho de perfeccionar la realidad, superponiéndole otras realidades superficiales que se combinen con ella. Así, lo que se pretende es obtener grandes beneficios con el trato de una realidad combinada con la tecnología, fomentando el cumplimiento de objetivos empresariales de manera más rápida y eficiente, por ejemplo.

Sin embargo, la realidad virtual intenta sustituir la realidad a través de dispositivos que nos permitan sentir que nos encontramos en otro lugar totalmente diferente, transportándonos a una realidad que no existe.